Cocinas: el triángulo de trabajo

En RENO diseñamos cocinas teniendo en cuenta el triángulo de trabajo. Él nos da la posibilidad de ofrecer espacios cómodos y funcionales. La ergonomía nos permite, a través de esta teoría, hacer un uso eficiente del espacio.

Adaptar cada lugar pensando en quién se desempeñará en él, es un aspecto fundamental a la hora de pensar en el diseño de una habitación de la casa. Las cuestiones físicas, los aspectos psicológicos e incluso aptitudinales deben ser considerados para obtener grandes resultados.

En esa línea surgió, en los años 40 en la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Illinois (Estados Unidos), la teoría del triángulo de trabajo. Simplificando la propuesta, se basa en la conexión entre sí de las principales zonas de la cocina.

Las zonas que propone son tres y están determinadas por: el almacenamiento (la heladera y alacenas), la preparación y la limpieza (mesada con espacio de lavado) y la cocina donde se cuecen los alimentos.

El nombre de la teoría remite a que si trazamos tres líneas rectas entre las zonas mencionadas se obtiene un triángulo, y sus vértices se encuentran en esas zonas. Así, quien utiliza la cocina, se encuentra en el interior del triángulo y se mueve en ese espacio.

Sin embargo, esto no es todo. Se deben dar algunas condiciones para que esta disposición resulte eficaz:

  • Cada lado del triángulo tiene que medir entre 1,2 y 2,7 metros
  • Si sumamos los tres lados, el resultado no debe ser inferior a 4 metros ni tampoco ser mayor a 7,9
  • Se deben eliminar los obstáculos (muebles o islas), que provoquen alguna interferencia en el triángulo
  • El triángulo de trabajo no tiene que estar en medio de una zona de circulación.

Hasta aquí la teoría, pero todo ello tiene una aplicación práctica que se traduce en ubicaciones y formatos bien definidos. Sin embargo, es necesario saber desde el comienzo, que no se trata de reglas inamovibles ni paradigmas estrictos. Aquí lo importante se centra en la comodidad y la funcionalidad.

Cocina lineal:

Empezamos por una excepción. En la cocina lineal, claro está que es imposible generar un triángulo.
Este tipo de disposición es ideal cuando no se dispone de mucho espacio. En lugar de formar esa figura geométrica, las zonas se ubican en la misma línea. Preferentemente, el sector de lavado y preparación en el centro y los de almacenamiento y cocción a los lados.

Mirá este ejemplo RENO de COCINA LINEAL 

Cocina en L

Este tipo de cocina permite aprovechar una esquina de la cocina. Incluso, es posible incorporar una mesa de trabajo o una pequeña isla.

El vértice del triángulo se ubica en el lugar en que se unen las dos partes. La dificultad de este tipo de disposición es que puede resultar algo incómodo si más de una persona la utiliza en simultáneo.

Acá te mostramos una excelente alternativa RENO de COCINA LINEAL

Cocina en U

Es la disposición por excelencia para espacios amplios. Permite un gran aprovechamiento del lugar teniendo todo al alcance de la mano.

Su amplitud, hace posible incorporar buenos espacios de guardado.

El inconveniente que puede presentarse es el de romper uno de los principios de la teoría del triángulo de trabajo. Es necesario poner atención en no exceder la medida recomendada para los lados del triángulo. Una opción, es incorporar una isla, para achicar el espacio y hacer más beneficioso el desplazamiento.

Una variante de este tipo de cocina es la disposición en G. Se genera añadiendo un espacio para sentarse, por ejemplo.

Te mostramos la propuesta RENO de COCINA EN U

Cocina en paralelo

Muy útil cuando el espacio es acotado, así, la zona de almacenamiento y la de trabajo se encuentran enfrentadas. El triángulo de trabajo que se logra es equilátero.

La mayor dificultad se encuentra en que al crear un corredor, la congestión en el lugar puede generarse fácilmente.

La línea SOHO de RENO pone en acción este tipo de cocina.

 

La teoría del triángulo de trabajo busca la mejor manera de que la cocina resulte funcional y cómoda. Sin embargo, la cocina ideal es la que se adapta a las necesidades y gustos de quiénes la utilizarán y habitarán.

Esta teoría es una guía, una manera eficaz de distribuir el lugar para hacerlo más cómodo. Pero, es importante no olvidar que la decisión final estará dada por el flujo de trabajo, el espacio disponible, y sobre todo, el gusto de cada uno.

RENO te da la tranquilidad de contar con la mejor opción para cada distribución.

Paredes pintadas o empapeladas. Opciones para el dormitorio.

A la hora de renovar el dormitorio una alternativa es analizar si queremos las paredes pintadas o empapeladas. Aquí te damos algunos tips para que puedas decidirlo.

Aunque hay quienes lo consideran algo anticuado, lo cierto es que empapelar el dormitorio es una opción válida. De hecho, existen gran cantidad de diseños y opciones muy actuales que puedan aportar un estilo muy especial.

Sin embargo, tanto el empapelado como la pintura, tienen sus ventajas y desventajas. Pero, como recurso decorativo todo depende de gustos, y en esa área no hay teorías definitivas.

Cada decisión contará con una opción RENO ideal.

El empapelado

Para pensar en empapelar, lo primero que hay que considerar es que las paredes tienen que ser lisas. Es decir, no pueden tener irregularidades.

Entre las mayores ventajas de este recurso es su durabilidad. Se calcula que con un cuidado regular, podrá permanecer en buenas condiciones unos 10 o 15 años. Esto supone también, seleccionar un diseño lo suficientemente adaptable, como para que sea aprovechable durante al menos una década.

Esa característica se ve beneficiada aún más por ser el dormitorio, un lugar en el que por lo general, tanto la temperatura como la humedad se mantienen constantes, al menos más que en cocinas y baños. Sin embargo, el empapelado suele ensuciarse con facilidad, una excelente alternativa, son los papeles lavables, que están disponibles en el mercado.

Si la habitación tiene humedad, no es recomendable la utilización del empapelado, ya que se deteriora con facilidad.
En cuanto al aporte que pueden realizar al estilo general de la habitación, es un recurso muy útil. Existe una gran variedad de colores, texturas y estampados.

Tanto la colocación como el quitado, puede ser algo costoso, pero su vida útil permite amortiguar este factor.
Un Closet – Organizador Renolife con vidrio, es una alternativa excelente para el empapelo.

La pintura

La durabilidad de la pintura es de unos 4 años aproximadamente, ya que suele desgastarse, mancharse e incluso decolorarse. Sin embargo, las pinturas lavables pueden ayudar a evitar estos inconvenientes.

Entre las ventajas de utilizar pintura para las paredes del dormitorio, se encuentra la relativa facilidad para pintarla. Utilizar rodillos y brochas hace la tarea más sencilla y rápida.

Tanto pintar como quitar la pintura suele ser bastante económico si se lo compara con el empapelado. Sin embargo, es necesario que las paredes se encuentren en buenas condiciones para evitar sumar manos de pintura o que en poco tiempo se descascare.

 

Uno de los mayores beneficios, radica en que pintando, se deja respirar a la pared. Además, permite solucionar con relativa sencillez problemas de humedad o roturas ya que la pared permanece a la vista.

En cuanto a lo estético, a través de ella se pueden realizar combinaciones de colores e incluso texturas muy interesantes y decorativas. Esponjado, trapeado y craquelado son sólo algunas opciones.

Un placard RENO con laminado intenso puede ser una excelente opción.

Ni una ni la otra. Ambas.

Pensar en un dormitorio que combine las dos alternativas es una muy buena posibilidad.

Algunas paredes y techos pintados de un mismo color sumado a una pared empapelada, o sólo una pared pintada y las restante con papel tapiz son variantes que generan espacios modernos y atrapantes diseño.

La clave

Como todo en un hogar, depende de sus habitantes.

En cuanto a recursos existen muchos y tan variados que permiten dar respuesta a cada necesidad.
Pinturas como los acrílicos, látex y vinílicos hacen posibles los acabados mate, brillante y satinado.

Entre los papeles tapiz se pueden seleccionar, dependiendo del tipo de pared y las condiciones del espacio, papel vinílico, vinilizado, pintable, autoadhesivo o texturado.

Con respecto a la estética, no queda duda de que un papel de pared aporta un aire muy original a cualquier ambiente. Un buen empapelado puede garantizar a un ambiente unos diez a quince años de fidelidad. Es por eso que los costos se elevan bastante más que una pintura de pared

Ambas alternativas ofrecen posibilidades muy diferentes. Sin embargo, todo dependerá del estilo de vida y los gustos de cada uno.

En RENO siempre encontrarás el acompañamiento ideal para la decisión que tomes.

Doblá sábanas y mantas con el método KonMari

Doblar sábanas y mantas, sabemos que es una de las tareas que a diario pueden resultar algo complicadas, aunque parezca lo contrario.

Las sábanas con elástico suelen ser especialmente difíciles de doblar y, por supuesto, de guardar. Acá te proponemos un video que a través del método KonMari, te lo harán mucho más sencillo.

En RENO, te acompañamos siempre.

Aromatizar tus espacios RENO en invierno

Durante el invierno, los ambientes de nuestro hogar permanecen más aislados. Si bien es necesario mantenerlos ventilados, lo cierto es que estarán más tiempo encerrados y con calefacción. Aromatizar cada habitación de la casa es una buena alternativa para generar sensación de vitalidad durante todo el año.

Ya conocemos los habituales métodos para perfumar ambientes: difusores, aerosoles y aromatizadores son las opciones más comunes y difundidas. Aquí te vamos a proponer algunas alternativas que podrán ayudarte a aprovechar incluso el calor de las estufas y hogares.

Algunas técnicas muy útiles

Durante la época invernal, las velas aromáticas se convierten en una excelente opción para perfumar livings y comedores. Las llamas y el invierno combinan perfectamente. Este recurso es fácilmente aplicable y se consiguen de manera muy sencilla en el mercado.

Si contás con un hogar o estufa a leña, no dejes pasar la oportunidad. Arrojá cáscaras de naranja, pomelo o limón a las brasas. El aroma se va a esparcir por todo el espacio interior de una manera muy sutil y agradable. También podés colocar gotitas de esencias en la leña.

Las estufas a gas pueden servirte como una buena herramienta para aromatizar de forma natural. En un recipiente metálico, colocá algunas ramitas de tomillo o romero, o bien pétalos de rosas u hojas de menta y cubrilos con agua. Apoyá el recipiente sobre la estufa y en cuestión de minutos los ambientes comienzan a perfurmarse. Es importante que recuerdes volver a colocar agua a medida que se genera vapor.

Un excelente consejo para tu espacio RENO

Es bien sabido que no se recomiendan las plantas en el dormitorio. La cocina, sin embargo, es un lugar muy propicio para perfumarlo utilizando aromáticas. Tomillo, albahaca y romero, son sólo tres de las posibilidades que podés sumar a tu cocina RENO. No sólo le otorgan aroma, sino también un toque muy hogareño, ideal para líneas como la ALPES y ESLAVONIA.

Las esencias en cambio, sí pueden ayudarte con el dormitorio. A veces no resulta recomendable dejar un hornito encendido. Es por eso que te proponemos que coloques en un recipiente de vidrio pequeño, un algodón con algunas gotas de esencias naturales. La canela y la vainilla son muy buenas opciones para el invierno, ya que te aportarán calidez al ambiente.

Una manera original de aromatizar tu dormitorio es pinchar clavos de olor en una naranja o pomelo, colocarlas en una bandeja y dejarlas en el dormitorio durante algunos días, mientras dure el perfume. Una forma especial de acompañar tus espacios RENO, tanto en las líneas más familiares como las de estilos más urbanos.

Aromas de invierno

Hay algunos aromas que son típicos de la época invernal. Pero no sólo tiene que ver con una cuestión cultural. Ellos te ayudarán a sentirte más vital y despejado.

El eucalipto, la menta, la lavanda, la canela y el pino, son algunos de los perfumes que más se utilizan durante los días de frío. Para que tu casa también se inunde de ellos, podés usar algunas de las técnicas que te propusimos antes.

Lograr que se esparzan a través del vapor te aporta una agradable manera de liberar las vías respiratorias.

Recomendaciones RENO

Aquí te propusimos algunas formas originales de aromatizar los ambientes de tu hogar. Sin embargo, es importante que recuerdes mantenerlos ventilados.

Durante el invierno, es habitual la proliferación de enfermedades respiratorias, por eso, un hogar correctamente aireado es fundamental.
Te recomendamos que leas ESTA NOTA que te ayudará para vivir plenamente la temporada invernal.

Plantas en la cocina

Te proponemos un complemento original para nuestras cocinas RENO. Utilizá plantas como una alternativa para darle un estilo particular al espacio.

Una excelente propuesta es utilizar aromáticas que, además, te serán muy útiles a la hora de cocinar.

Visitá nuestras líneas Eslavonia, Alpes y Flamingo y animate a darles un toque diferente.

En este video, algunas ideas.

Disfrutá tu cocina RENO con una cena especial. Hoy… sushi

Una cena especial con tu pareja, o invitar amigos a casa son esos momentos que hacen la vida más placentera y plena. Te proponemos un desafío, animate a preparar sushi!

Nuestras cocinas se caracterizan por su comodidad y diseño ajustado a tus gustos. Si a eso le sumás gente querida se convierte en el espacio ideal para terminar una jornada.

Dale, ponete el delantal. Nosotros te ayudamos con un paso a paso.

 

Cortinas para cocina, un buen aliado

Sabes que para nosotros la cocina es un lugar muy especial. Por eso te ofrecemos distintas recomendaciones para que puedas vivirla plenamente. Hoy, te proponemos pensar en las cortinas ideales que te ayuden a complementar tu cocina RENO.

Son un elemento de decoración importante, pero también te aportan intimidad. Entre sus características más destaca está la de no restar luminosidad al espacio. Tené en cuenta que la tela o el estilo de cortina que elijas sea sencilla de lavar y resistente, al igual que su colocación.

Mirá esta nota sobre la línea MINORU, ¿con qué estilo de cortinas la combinarías? ingresá AQUI

Te dejamos un video para que puedas pensar algunas alternativas para tus cortinas.

 

Manteles: los aliados en la decoración

¿Alguna vez necesitaste una renovación rápida? ¿Un toque diferente que te ayude a acompañar un momento?
Una muy buena alternativa son los manteles…si, eso, los manteles. Acompañanos en este recorrido que puede resultarte mucho más útil de lo que imaginás.

Primer paso: ¿para qué?

Los manteles tienen una doble función, proteger la mesa y decorar espacios.

Cuando pensamos en renovar la mantelería, tenemos que determinar cuál será su función. Si lo usaremos diariamente durante las comidas, los materiales y diseños serán muy diferentes a si sólo estarán vistiendo una mesa.

Para el uso diario, estaremos hablando de telas lavables, resistentes y con motivos variados que pueden ser sobrios o llamativos dependiendo de la decoración de tu cocina o comedor. En general, se recomiendan colores vivos y estampados, que ayudan a que las manchas habituales sean menos visibles, pero como te dijimos, dependerá del estilo del espacio.

Para reuniones más formales se puede optar por manteles lisos que otorgan elegancia y sobriedad. Una buena alternativa es usar dos más estrechos ubicados transversalmente, así podrás jugar con los contrastes y el volumen de la mesa. Para este tipo de encuentros, los individuales también cobran relevancia.

Pero su uso también condicionará el tamaño del mantel. Tené en cuenta que lo recomendable es que caiga un poco sobre las sillas. Sin embargo, si se trata de una cena o almuerzo más formal o una ocasión especial, la caída tiene que ser mayor.

Los distintos tipos de diseños

Texturas

Una elección adecuada de un estampado con textura te puede aportar profundidad y ayudarte en la decoración de un modo sencillo.

Este tipo de manteles permite jugar con los colores y en general se usa para ocasiones especiales. Tené en cuenta usar vajilla lisa y grande.

Patrón único

Son los que tienen un solo patrón que se repite a lo largo y ancho de toda la tela. Al igual que los manteles de textura, es necesario pensar en la vajilla para que no resulten abrumadores.

Temáticos

Este tipo de manteles son ideales para utilizar en casas de descanso y fin de semana. Si contamos con un estilo campestre o country, podemos pensar en temas como los caballos y girasoles. En cambio, si se trata de una casa de playa, manteles con sombrillas, flores o barcos son muy recomendables.

Estos manteles crean ambientes distendidos y acogedores.

Lisos

Son los más clásicos y, como te dijimos, muy utilizados para ocasiones formales. Son versátiles ya que quedan bien con cualquier tipo de decoración del espacio.

Permiten jugar con la vajilla, centros de mesa e incluso con las servilletas, combinándolos con tonos y colores diferentes.

Bordados

El típico mantel que hemos heredado de nuestras madres y abuelas. En general los tenemos muy guardados y les damos poco uso. Recordá que son excelentes para ocasiones importantes ya que aportan elegancia y delicadeza.

Requieren mayor cuidado en su conservación pero vale la pena volver a ponerlos en escena. Son ideales para desayunos y almuerzos destacados.

Quisimos darte algunos tips que te ayuden a renovar los espacios y vivir plenamente tu casa, renovando cocinas y comedores.

Si bien hoy en día no es muy habitual el uso de mantelería, te proponemos volver a vestir las mesas para crear momentos especiales.

La clave: animarte a innovar y a jugar con los colores y diseños.

¿ Dormitorios pequeños ? Los mejores colores para pintarlos

Pintar cualquier espacio de tu casa es la gran oportunidad para renovarla, para darle un estilo totalmente distinto o para lograr que esa habitación ponga en juego todo su potencial. Que se trate de dormitorios pequeños no debe ser una limitante, por el contrario, son perfectamente adaptables a tus gustos, sólo es necesario tomar en cuenta algunos detalles que te permitirán disfrutar de un pequeño gran espacio de tu casa.

Los colores que elijas para pintarlos pueden convertirse en buenos aliados para obtener resultados estupendos. Y como siempre…en RENO tenemos una opción para cada proyecto que te propongas.

El blanco, un clásico que se renueva

El blanco podría considerarse la decisión más sencilla, pero también es la portadora de un potencial enorme. Como ya sabrás, el blanco aporta luminosidad, amplitud y profundidad. Si tenés la suerte de que el espacio sea luminoso, entonces el blanco va a multiplicar esa luminosidad y realmente tendrás la sensación de que es un lugar más grande.

Pero hay un dato nada menor, este color que en principio parece demasiado tradicional, es el que te va a permitir jugar con los accesorios, combinando colores, texturas y alturas de un modo mucho más libre. Incluso, podés utilizar complementos con gran brillo e intensidad, algo poco recomendable cuando las paredes son de otros colores.

Colores brillantes. ¿Por qué no?

Estos colores te permiten contar con un espacio imponente por sí mismo, dejando en un segundo plano el tamaño de la habitación.

Sin embargo, pensar en colores como el anaranjado, el turquesa, el amarillo intenso, te obligan a prestar mucha más atención en los complementos.

Ganar en audacia con colores tan llamativos nos ponen en la necesidad de elegir accesorios sobrios e incluso minimalistas ya que corremos el riesgo de lograr el efecto tan poco deseado de hacer de los espacios lugares más pequeños.

Logrando la combinación adecuada, los colores intensos son posibles y una gran elección para habitaciones de escasas dimensiones.

Las oportunidades del gris

Si de versatilidad hablamos, el gris es el protagonista absoluto e indiscutido.

Utilizar tonos claros de gris para dormitorios pequeños pone en juego toda la elegancia y seriedad. Combinado con iluminación natural propone calidez y tranquilidad.

La neutralidad del gris, al igual que el blanco, habilita la posibilidad de animarnos a apostar a piezas decorativas de colores llamativos. Cuadros, alfombras, marcos y cubrecamas intensos son muy recomendables.

En dormitorios pequeños, combinaciones…las que quieras

Una manera muy sencilla de crear profundidad es utilizar la combinación de colores. Crear contrastes es una alternativa muy interesante.

Tonos claros y oscuros bien utilizados crean un punto focal. Una vez más, usar colores poco neutrales nos obligará a ser cuidadoso en los accesorios, no hay que olvidar que esta opción que te proponemos es en sí misma una pieza decorativa.

Un buen tip que podemos ofrecerte, es esta nota sobre placares RENO, te va a ser de mucha ayuda: nuestros placares. 

Y acá, algunos trucos interesantes:

• Pintá los techos de colores más claros que las paredes. Si elegís el blanco para las paredes, evitá colorear el techo ya que dará la sensación de que son más bajas.

• Los colores oscuros en las paredes ayudan a generar profundidad, sin embargo, no son recomendables para espacios poco luminosos. Combinarlos con colores claros es una excelente alternativa.

• Para crear profundidad, también podes pensar en patrones que te permitan cortar con los fondos sólidos. Las líneas verticales te ayudarán a otorgar altura a los espacios y las horizontales te darán la sensación de mayor amplitud.

• En las habitaciones pequeñas es importante evitar la sobrecarga de muebles; espacios libres son más amplios, un principio que es importante recordar.

RENO también en espacios pequeños

La amplitud de propuestas con las que contamos te van a permitir disfrutar de nuestros placares también en habitaciones de tamaño reducido, como los dormitorios pequeños.

Cada una de las alternativas de colores que te planteamos, encuentran en RENO un gran aliado.

Combinamos colores, texturas e incluso utilizamos espejos que te ayudarán a generar amplitud y luminosidad.

Colores neutros y maderas aportarán calidez a los espacios.

Elegí la mejor ropa de cama

Todos sabemos que descansar adecuadamente es uno de los aspectos más importante a la hora de hablar de vitalidad. Las horas de sueño son fundamentales para reponer energías. Entonces, cada aspecto cuenta para ayudarte a descansar de forma cómoda y relajada, incluso la ropa de cama.

¿De qué hablamos cuando decimos ropa de cama?

De manera general, nos referimos a las sábanas, fundas, edredones, cobertores y colchas. Cada uno de ellos debe ser seleccionado atendiendo como siempre cuestiones como la practicidad, la calidad, el diseño y por supuesto lo que mejor se adapte a tus necesidades.

Recordá que la ropa de cama es un excelente recurso a la hora de pensar en la decoración de tu habitación, ya que permite jugar con tejidos y texturas aportando vitalidad y estilo.

Recomendaciones generales

• Antes de emprender la búsqueda averiguá el tamaño de tu cama, en muchas ocasiones, pueden sufrir variaciones entre los distintos fabricantes.

• Optá por las fibras naturales: las telas fabricadas con materiales de este tipo evitan las irritaciones y alergias. Además ofrecen mayor transpirabilidad y con más confortables. Un dato interesante es que no producen electricidad estática, ayudando a mejorar el descanso.

• Para sábanas y fundas de almohadas lo más recomendable es el algodón. Para los edredones las plumas son las más recomendables aunque en el mercado encontrarás de algodón y lana de excelente calidad. A la hora de escoger colchas, no lo dudes, la lana aporta mucho calor y puede proporcionarte un excelente estilo.

• Pensá en el diseño de tu habitación. Si de ropa de cama hablamos, la oferta es inmensa, por eso, una buena recomendación es pensarla como parte de la decoración general de la habitación. El color de las paredes es un dato importante a considerar. De esta forma, evitarás adquirir piezas que luego no tendrán que ver con el espacio en el que las usarás.

Parte por parte

Las sábanas y fundas

Cuando selecciones las sábanas, tomá en cuenta que pueden ser 100% algodón (muy confortables pero más propensas a arrugarse) o una mezcla de algodón y poliéster (generalmente más económicas y con menos facilidad para generar arrugas).

La recomendación es utilizar 100% algodón o con la menor proporción de poliéster posible. Sin embargo, si adquirís sábanas que contengan 50% de cada material, tendrás un producto muy duradero y práctico ya que es fácil de secar y planchar.

Seguramente, habrás escuchado hablar de la urdimbre. Se trata del número de hebras por pulgada cuadrada de tela.Cuanto mayor sea el número de hilos, más suaves son las sábanas. La recomendación general es utilizar sábanas de 200 hebras o más. Sin embargo, una de 180 estará muy bien si tenes niños o hijos jóvenes en casa.

Los cobertores y colchas

Como ya lo dijimos, la recomendación son los fabricados en lana. Sin embargo, tenés que saber que su cuidado y mantenimiento es un poco más complejo que el de los elaborados con materiales sintéticos.

Los edredones

En el mercado encontrarás diferentes tipo, con cubiertas extraíbles, sintéticos, de fibra o acrílico. En este caso, la mejor alternativa es la que se adapte a tus necesidades.

Los de fibra y los de acrílico tienen la característica de ser antialérgicos y dependiendo de su tamaño, se pueden lavar en lavarropas.

Los sintéticos, que pueden estar rellenos de poliéster por ejemplo, son más similares a los plumones, sin embargo, son más transpirables.

Una recomendación general es que lo elijas pensando en el estilo de las sábanas y el color de las paredes y mobiliario de la habitación, además de las necesidades de lavado que tengas.

En RENO buscamos acompañarte en cada momento de tu vida, por eso te ofrecemos ideas y recomendaciones que te permitan tomar las mejores decisiones para tu hogar.