Nos encontramos en esta gran historia

Mara y Diego por fin tienen su casa propia. Después de pasar por un dos ambientes, para luego alquilar una casa pequeña en un barrio, cumplieron el gran sueño de la casa propia.

Pero Mara seguía extrañando su “ajustada pero muy cómoda cocina”, como la recuerda, del primer departamento que compartió con Diego. Incansable, tal como la describe su pareja desde hace 13 años, esta joven psicóloga no dudó en comunicarse con la inmobiliaria para averiguar quién había sido el fabricante del amoblamiento que tanto anhelaba.

Y es aquí, justamente, donde comenzamos a formar parte de esta historia. Con mucha alegría supimos por medio de un mail que Mara nos buscaba y que podíamos ayudarla.

Empezamos a recorrer el camino

Nos envió los planos de la cocina y le hicimos una propuesta. Luego de ciertos ajustes y de ensayar algunas alternativas, logramos un espacio tal y como lo querían. Calidez, luminosidad y una habitación acogedora para recibir amigos y familia. Sabemos que la cocina es mucho más que la zona en la que se preparan alimentos. Es, muchas veces, el centro en el que se desarrollan gran parte de las actividades diarias.

Estamos en plena etapa de fabricación de su cocina deseada en su hogar tan esperado. Juntos decidimos que la mejor opción es una propuesta de la línea SOHO, color Cerezo para aprovechar al máximo la claridad de este ambiente.

En algunos días más llegará el momento de la colocación para cerrar este encuentro que disfrutamos mucho. A veces los caminos se vuelven a juntar y surgen grandes proyectos.

Nos gusta compartir tu vida!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *