¿Qué material elegir para el piso de tu cocina?

La cocina es un ambiente muy  transitado y vivo. Por eso es muy importante asegurarse que el material del piso elegido resista los avatares del día a día como la comida y líquidos que se derraman ,así como también el tráfico habitual de los habitantes del hogar. A la hora de elegir el tipo de material para el piso de su cocina, se deberá tener en cuenta tanto la estética como la durabilidad del mismo.  Te traemos varias opciones para que tengas en cuenta al momento de diseñar o refaccionar este espacio tan especial del hogar

PIEDRA

Algunas de las opciones más comunes son la caliza, el mármol travertino o el granito. La piedra es un material hermoso, atemporal y elegante que siempre despierta admiración. Además es sólida, duradera y de fácil mantenimiento. Son muy populares porque tienen una belleza natural y única.

HORMIGÓN PULIDO

Es resistente, fácil de limpiar y si se cuida bien, durará mucho tiempo. Es un material que se vuelve más resistente con los años. Tiene excelentes cualidades térmicas porque absorbe el calor durante el día y lo libera durante la noche. Otra gran ventaja es que puede colocarse sobre el suelo existente y no es necesario que la superficie esté nivelada. Está disponible en varios colores y es ideal para cocinas de estilo industrial.

PORCELANATO

Es un material muy elegido porque la porcelana es super higiénica, difícil de rayar o resquebrajar y puede limpiarse con prácticamente cualquier producto. Otro tip a tener en cuenta: La calefacción por radiadores funciona perfectamente con este material. Las baldosas de porcelanato suelen tener un tamaño uniforme y no necesitan juntas anchas, con lo que evitan que se acumule suciedad. No necesita sellado y es muy resistente.

CERÁMICOS

Los cerámicos en general estan fabricados con arcilla y cuentan con una capa de esmalte. Están disponibles en una amplia variedad de tamaños, texturas, formas y colores e incluso muchas veces imitan otros materiales como la madera. Son el material más barato y al igual que el porcelanato, son higiénicos y fáciles de limpiar.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *